Un blog de Malena Millares

lunes, 19 de diciembre de 2016

NAVIDAD DE PRIMERA

No es cosa baladí comentar que la segunda temporada, después de un ascenso a Primera División, es mucho más complicada que la anterior. El equipo se prepara para pasar su reválida particular y se predispone para su consolidación en la categoría de los grandes; se pertrecha, según las posibilidades de sus arcas, con los jugadores adecuados a su sistema de juego, porque no hay duda de que desde la primera hasta la última persona del organigrama del club trabajan a destajo para lograr el objetivo de la permanencia, ya que es imposible, salvo sorpresas, cualquier otro en los primeros andares.

Aún no ha concluido la primera vuelta y la UD Las Palmas suma veintiún puntos, ocupando un honroso puesto en la mitad de la tabla. El equipo juega bien, y así es reconocido su buen hacer en todo el país. Lo elabora como conjunto, con destellos individuales cuando es necesario, aunque se echa de menos a un delantero que convierta en gol al menos una de cada tres ocasiones en las que se llega a tirar a puerta. No será fácil encontrar a ese hombre gol; los mejores son muy caros y los acaparan los clubes poderosos, pero confío en que la Dirección Deportiva de la UD no cejará en su empeño por fichar en breve a los jugadores más adecuados para terminar de dar el salto de calidad que el proyecto de Quique Setién requiere.

Le deseo a la UD Las Palmas mucha suerte y arbitrajes justos para que nos siga alegrando los días. 

Para todos los aficionados: ¡Feliz Navidad y un próspero año 2017!

Al cielo sigo rogando para que acaben las guerras, el hambre, la injusticia, la desigualdad... y vivamos todos en un mundo más cuerdo.

¡Arriba d'ellos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada