Un blog de Malena Millares

viernes, 8 de enero de 2016

CLAVES PARA EL ÉXITO

La confianza en nosotros mismos es la que nos hace ser exitosos. Los jugadores de la UD Las Palmas han ido asimilando en poco tiempo la forma de ver el fútbol de Quique Setién. Gracias a esa confianza, cada día en aumento, estamos apreciando el crecimiento del equipo, independientemente de los resultados. En los aficionados se disipa el temor de principio de temporada, la incertidumbre sobre el papel que desempeñaría el equipo en Primera, razón por la que de nuevo ha vuelto la ilusión.

Visto lo visto en Ipurúa, un campo pequeño que visité en la era Kresic, con la afición apretando que da gusto, y, en esta ocasión, con un juego bastante duro por parte de los locales, la victoria de los amarillos (2-3), muy merecida, es de lo más alentadora ante la próxima visita del Málaga.

En sus casas y en el banquillo quedaron sin jugar algunos de los futbolistas habituales, pero los que saltaron al campo lo hicieron francamente bien. Hubo fallos clamorosos en defensa que nos costaron los dos goles, algo que resaltó nuestro entrenador en la rueda de prensa posterior.

Wacaso y Jeremi, este último debutante, sorprendieron para bien. Hay que ver la fuerza que posee el primero; tenerle enfrente y temerle creo que es lo más sensato, va a por todas y lucha con garra. De hecho le hicieron una falta muy dura por detrás y se podría decir que ni se enteró. Su gol nos hizo saltar del sillón. Me encantaría verle jugar en todos los partidos. Valerón demostró una vez más que sigue estando en forma; los tres goles fueron precedidos por pases de él.

Hemos empezado bien el año: un empate en liga nada menos que en San Mamés, y esta victoria reciente en Copa ante el Eibar; y todo ello con la certeza, algo diferente a sensación, de que el equipo va a más.


¡Arriba d'ellos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada