Un blog de Malena Millares

sábado, 28 de abril de 2012

EXTRAÑA FRIALDAD


No sé si vale la pena lamentarse, enfadarse, sentir vergüenza o si es mejor ser pasota ante la imagen que nos ha ido dando en los últimos partidos la UD Las Palmas; lo cierto es que hoy, frente a la SD Huesca, hemos vivido algo extraño. El partido, precedido por las declaraciones del portero Barbosa, desafortunadas desde mi punto de vista, que alegó, más o menos, que en el equipo algunos jugadores no están comprometidos, ha sido de lo más desconcertante que hemos visto, siendo el sexto consecutivo que no ganamos. La alineación inicial, sin ningún delantero centro, experimento que no dio resultado, y a lo que hubo que sumar la lesión de David García, hizo reaccionar a Juan M. Rodríguez que sacó a Portillo nada más comenzar la segunda parte. El espléndido gol del delantero, y la actitud mostrada por los amarillos durante bastantes minutos, dio ánimos a los aficionados que acudieron esta tarde al Gran Canaria (en menor número que en otras ocasiones), cambiando el hastío de la primera mitad por la decisión de animar a los jugadores. De un penalti a favor de la UD, marrado nuevamente por David González, que pudo iluminar el marcador a nuestro favor con un 2-0, se pasó a un 1-1, tras el gol de falta marcado por Jorge Larena, el grancanario ahora en las filas del Huesca, apenas diez minutos después. A partir de aquí todo fue una cadena de despropósitos, hasta que llegaron, casi finalizando, el segundo y tercer gol del contrario, dando el resultado definitivo (1-3) tan decepcionante.

Seguimos con cuarenta y seis puntos, y con la musiquilla sonando desde hace varias semanas de que la permanencia está virtualmente conseguida. Estoy convencida, porque me niego a creer otra historia, de que la cosa es así, pero esto es una carrera de obstáculos y no hay que perder la concentración lo más mínimo, no sea que las palabras de nuestro entrenador, acerca de que en esta temporada la afición no esta sufriendo, se conviertan en palabras de desolación. El equipo lleva ya muchas jornadas dando una imagen rara, rara, rara, como diría el padre de Julio Iglesias, y no entiendo los motivos. Tuvimos muchas oportunidades para sumar puntos, con la ilusión metida en el cuerpo pensando en la liguilla, y hemos pasado al polo opuesto. La UD Las Palmas es ahora mismo un equipo anodino, y tengo la sensación de que, el portero, salvo que sus intenciones sean otras, no anda desacertado en lo que ha expresado, aunque debió dirigirse directamente a los jugadores que según su opinión no están dando la talla. Por cierto, hoy Barbosa tampoco estuvo en el partido.

La afición, como siempre sufridora, es la que peor parada sale de todo esto. Son muchos años animando y dando la cara por el equipo, para ver más de lo mismo. Quedan pocas jornadas para que todo finalice, y de nuevo sin sueños en el horizonte, a pesar de que tuvimos opciones. Sólo tenemos que ganar dos partidos para estar tranquilos, simplemente para eso, pero se me hace un final triste de temporada, insulso, y eso no es agradable. Se tendrá que meditar muchísimo acerca de la próxima campaña, y tener las consignas muy claras. Si existiesen oportunidades para ir más lejos,  como las que desperdiciamos en la actual, no se podrán desdeñar. La afición exige compromiso.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada