Un blog de Malena Millares

viernes, 11 de marzo de 2016

"SI PIERDES, NO PIERDAS LA LECCIÓN"

Foto de Tinta Amarilla ©
Parafraseando a Gerard Piqué, jugador del F.C. Barcelona, después de tres victorias consecutivas de la UD, bien se podría decir que "Todo empezó en el Chester", sin ánimo de abrir heridas.

Cierto es que dos jugadores de la UD Las Palmas tuvieron un comportamiento reprochable en una salida nocturna, cometiendo errores que ninguno de ellos olvidará. También es cierto que ambos lo han reconocido y han pedido perdón, y esto les honra. De los errores siempre se aprende. Cada metedura de pata puede ser una lección útil para caminar con buen pie por el sendero del trabajo, de la vida, y un acicate para levantarnos con más fuerza. El proverbio “Si pierdes, no pierdas la lección” nos anima en el trayecto.

No me cabe la menor duda de que lo acontecido en la noche de marras ayudó a la reflexión (si aún quedaban futbolistas despistados), y a tomar conciencia de lo importante que es un empleo, en este caso el de jugador profesional, que hace lo que realmente le gusta, algo que muchas personas en el desempeño de sus trabajos no pueden certificar.

Jugar en la Primera División no es moco de pavo. No creo, honestamente, que sepamos a ciencia cierta todo lo que dinamiza en una ciudad el hecho de tener un club participando en la élite del fútbol nacional. Haber logrado el ascenso bien merece el mayor de los esfuerzos por parte de todos...

Amén de que los jugadores tengan asimilado casi todo lo que el entrenador de la UD, Quique Setién, pretende de ellos, creo que lo ocurrido hace apenas un mes puede tener algo que ver con la fantástica reacción del equipo, y sea ya una verdad eso de que todo empezó en el Chester.

Y este domingo llega el Real Madrid.

¡Arriba d'ellos!



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada