sábado, 26 de noviembre de 2011

UN NOVIEMBRE SIN AZAR


Imagino como tienen que estar los ánimos de la afición de la UD Las Palmas después del partido que “apenas” hemos jugado con la SD Huesca y que perdimos por 2-0;  algo así como yo me estoy sintiendo, soliviantada y muy enfadada por la imagen penosa que hemos dado ante el colista. Mientras escribo esto no sé que dirá en la rueda de prensa nuestro entrenador Juan Manuel Rodríguez, pero diga lo que diga, argumente lo que argumente, no creo que me sirva de nada. No sé cuales fueron sus intenciones para este encuentro, y doy por hecho, de antemano, que eran las mejores; pero no es agradable ver a nuestro equipo como un juguete roto en el campo, cuando, hace un mes apenas, estaba dando una honrosa imagen, ilusionando de nuevo a la afición, y ofreciendo buen juego y buena predisposición para ganar cualquier partido, sin amedrentarse ante ningún equipo. Jugar con diez jugadores no es nunca sinónimo de derrota, incluso entrenadores de renombre opinan que se juega mejor, por la intensidad y garra que ponen los jugadores.

En contra de la opinión de muchos, yo creo que Juan Manuel es un hombre que conoce bien lo que es el fútbol y sus secretos, un entrenador que en varias ocasiones nos ha salvado de entrar en el pozo de la Segunda B, por lo que le estamos muy agradecidos, pero como cualquier cristiano, no todo en él es perfecto. Aunque sólo hayamos sumado un punto en los cuatro últimos partidos, no es esto lo que me preocupa, sino la imagen de equipo desdibujado que estamos dando, y además con una defensa endeble que hace presagiar una extraña trayectoria de futuro. Perder, vamos a hacerlo muchas veces, seguro, pero cuando la película que has visto te gusta, aunque el final sea funesto, no decepciona, e incluso se la recomendamos a los amigos.

Deseo, y de hecho voy a seguir confiando, en que Juan Manuel vuelva a tocar las teclas adecuadas, y que el próximo viernes, frente al Villarreal B, enderecemos el rumbo que en este mes de noviembre hemos perdido. 

domingo, 13 de noviembre de 2011

DOS SALIDAS, DOS DERROTAS CON MUCHOS GOLES


No soy derrotista ni pesimista, pero las sensaciones que he tenido en estos dos últimos partidos de la UD Las Palmas (contra el Numancia y hoy contra el Recreativo de Huelva), me recuerdan a las que sentía en la temporada pasada. Desazón, mal estar, y hasta dolor de barriga cuando veo a mi equipo jugar como lo ha hecho esta tarde. Hemos perdido ante un equipo que hasta hoy sólo había marcado cuatro goles en su campo, el mismo número que encajamos en este partido. El Recre vio un filón por las bandas que supo aprovechar perfectamente Javi Álamo, sobre todo en la primera parte, siendo una pesadilla para Corrales, que a los cinco minutos del encuentro intentó ceder con el pecho un balón a Barbosa sin contundencia alguna, aprovechando el de Gáldar para marcar el primer gol; a los seis minutos de este tanto (min. 11 de partido), de nuevo J. Álamo, aprovechando la pasividad de la zaga canaria marcó el segundo gol dejando al equipo canario totalmente noqueado. La preocupación de Juan Manuel era evidente porque a los trece minutos ya estaban calentando varios jugadores. Sergio Suárez tuvo en el dieciocho una ocasión que aprovechó en un acto de fe y en un fallo del portero onubense, y marcó con toda tranquilidad el gol que recortaba distancias (2-1), aunque viendo lo que se veía estaba claro que el Recre iba a seguir entrando por las bandas sin ningún pudor. Además de Corrales con J. Álamo, Laguardia tuvo también su pesadilla con Fidel, pues ambos jugadores fueron los más peligrosos de un Recreativo de Huelva que a mí particularmente no me gustó, pero que estuvo bien colocado en el campo y aprovechó al máximo sus llegadas a puerta, ya que se encontraron con la defensa más apática que he visto en las últimas semanas. Sergio Suárez parecía el más entonado, puesto que hoy no aparecieron los jugadores llamados a destacar en el campo como Vitolo y Viera; la defensa no dio señales de tranquilidad y mucho menos de seguridad, David García y Corrales regresaban a las filas amarillas, y Laguardia, pues... no sé qué pensar. El tercer gol llegó justo en el min. 45 para cerrar una desastrosa primera parte con el resultado de 3-1, e insisto, ante un equipo que no ganó por méritos propios sino por nuestros fallos garrafales.
Juan Manuel sorprendió a vivos y muertos con tres cambios al inicio del segundo tiempo, salieron Vitolo, Vicente Gómez y Laguardia, apostando por Roque Mesa, David González y Mauro Quiroga.
Sin estridencias y sin fuegos de artificio el espejo reflejaba otra cosa. Nuestro equipo comenzó a tocar y a elaborar algo más de fútbol; los cambios de Juan Manuel, que arriesgó “muy mucho” con los tres a la vez, hicieron que el Recre se replegase, aunque seguían jugando con la confianza del marcador a su favor. Hubo minutos, concretamente desde el 57 al 61, en los que la pelota parecía que estaba pegada con velcro a nuestra área, pues ellos sacaron en cuatro minutos seis corners , y nuestra defensa achicando como podía el asedio. Sin embargo (lo que es el fútbol) a continuación, un balón centrado por Portillo fue a parar a la cabecita de Quiroga, que consiguió el segundo gol de Las Palmas (3-2). Fueron los minutos posteriores los mejores de un partido para visionar una y otra vez, y para repasar con lupa minuto a minuto, con la finalidad de corregir los numerosos errores. Si bien llegaron ocasiones por nuestra parte para conseguir el empate con tiros de Viera, de Quiroga, de Portillo y hasta de David González, la guinda al pastel del Recre la puso en el min. 91 Aitor, sentenciando el encuentro con el resultado de 4-2. 

Si me pongo a elucubrar, me hago algunas preguntas: qué motivación especial tenía Javi Álamo, el jugador galdense, para jugar como lo hizo hoy; por qué estaban los defensores tan lentos, sin reflejos, como si se hubiesen tomado una mixtura de Tila, Hierba de San Juan, Pasiflora y Valeriana; por qué hemos encajado siete goles en dos partidos; por qué la mayoría de los patadones de Barbosa van sin criterio al contrario provocando contraataques peligrosos. Si me pongo a razonar, creo que Juan Manuel Rodríguez y Juan Carlos Socorro tienen mucho trabajo durante la semana para enmendar este desatino defensivo, y alejar, así, las sensaciones vividas en la pasada temporada.

Yo, como siempre, estaré en mi asiento animando a la UD Las Palmas contra el Xerez CD, como toda la afición que habitualmente acompaña al equipo, con la confianza de que las imágenes ofrecidas en estos dos partidos por televisión, sean como una nube de verano, de esas que pasan rápidamente y dejan ver el sol de nuevo.


sábado, 5 de noviembre de 2011

UNA NOCHE ESPECIAL EN LA BAÑEZA

Hoy se cumple un año de mi entrada en este blog titulada “La Bañeza con la UD Las Palmas, todo un ejemplo”, y en este día nuevamente hago referencia a esta peña leonesa, con motivo de la cena que en la noche ofrecerá a sus socios y miembros de nuestro club en su décimo aniversario. En esta ocasión, y lamentándolo mucho, no podré estar, pero ellos saben que durante esas horas mi corazón y mi pensamiento sin duda van a estar allí, otra vez en el Hotel Bedunia, virtualmente rendida ante esta gente maravillosa que siempre me hace sentir como en casa, aunque con un poco más de frío. Y refiriéndome al frío, y aunque sea de otra índole, no quiero dejar de nombrar a un amigo, a un fiel seguidor de la UD Las Palmas que estuvo el año pasado en la Bañeza, y que desgraciadamente ya no está entre nosotros. Me refiero a Alberto Barber, un ser especial, entrañable y cariñoso, que en esa ocasión acudió a la cita con sus hijos Alberto y Octavio Barber Carrasco. Sé que hoy será mencionado, pues su marcha repentina nos dejó a todos profundamente afectados.

Yendo otra vez a lo festivo, les cuento que el evento comenzará con un brindis, a continuación la cena, y sobre la una de la madrugada, aquellos que estén en condiciones de hacerlo, irán a la discoteca del hotel. No recuerdo a que hora me retiré el año pasado, tarde fue, seguro, porque la música y la compañía nos retuvieron hasta bien entrada la noche, y todo ello con nuestro equipo como estandarte. La peña contará en esta ocasión con invitados como: el flamante y recién nombrado Presidente de Honor Germán Dévora, el historiador y consejero Antonio de Armas, y también el consejero Rafael Méndez, que año tras año, si sus obligaciones se lo permiten, es siempre fiel a la cita; también acudirán la Peña Guanarteme con Benito Moreno más veinte miembros de la misma, y algunas personas que llegarán de Madrid pertenecientes a la peña Tractor Amarillo. El alcalde de La Bañeza y algunos concejales son otros de los invitados. No hay duda de que todos ellos se sentirán arropados por el cariño y el buen hacer de Hermógenes Celada, el presidente de la peña, y del resto de sus componentes, que a pesar de la lejanía se sienten muy cercanos a los canarios y a todo lo que nos rodea. El Bedunia es un hotel que ya tiene parte de su historia ligada a la UD Las Palmas, pues no sólo la peña de la Bañeza celebra sus cenas anuales allí, sino que en dos ocasiones ha sido el lugar de hospedaje de nuestro equipo en pretemporada.

Gracias a este matrimonio indisoluble entre la UD y la peña de la Bañeza, las relaciones con esta ciudad tuvieron otro objetivo. Hace unas semanas, un amigo del presidente de la peña, el grancanario José A. Medina y el propio Hermógenes, organizaron una “Jornada Gastronómica Canaria en la Bañeza, en el citado Hotel Bedunia, a la que acudieron los restauradores Domingo Vega, Antonio Cabrera y Pedro Vega, ofreciendo a su gente una selección de entrantes, comidas y postres típicos canarios. Quedaron todos encantados con nuestra gastronomía, hasta el punto de que el alcalde confesó públicamente que le encantaría que se hiciera algo similar con la comida leonesa, pero en Gran Canaria. Estuvieron tres días en la ciudad, por lo que mi amigo aprovechó el último de ellos para llevarles a su bodega, invirtiéndose los papeles, siendo esta vez Hermógenes el cocinero. Ese domingo me llamó para que escuchase, a través de su móvil, a los chefs y resto de invitados cantando isas y folías.  

Desde aquí, y con cierta magüa por no estar allí, deseo que todo salga como han planeado, que tengan una noche espectacular, y que expriman hasta el último instante el sentimiento que tanto une a estos leoneses y a los canarios seguidores de la UD.

¡Amigos, aunque esté lejos, yo también brindo con ustedes!



A la izda. Hermógenes Celada con los chefs.


Salón del H. Bedunia en la celebración de la Jornada Gastronómica